Sesiones de Coaching Online en Cuarentena
Buscar

Sesiones de Coaching Online en Cuarentena

Actualizado: may 19


Este artículo trata sobre los problemas que acarrea la cuarentena en relación a la salud física y mental, y cómo algunas personas dejan que estos problemas superen su realidad sin poder encontrar una solución con demasiada facilidad.


Si la persona sumida en un problema lograra pensar de una manera más positiva, es más probable que lograse alcanzar un resultado mas alentador y un desenlace acorde a sus espectativas.

Espero que logres encontrar en la lectura una mirada y sentir mas proactivo enfocado a los resultados, cuando comprendas realmente la importancia que tiene el modo como vemos el mundo, como sentimos y construimos nuestra realidad. Es allí cuando tus posibilidades potenciales aparecerán, ejerciendo el protagonismo en cada aspecto de tu vida para cambiar tu presente y futuro.

Ciertamente hoy trabajo en sesiones de coaching online con personas mas enfocadas en sus problemas agravados por la situación mundial y que se encuentran sometidas no tan solo al confinamiento físico sino a uno mas letal, al confinamiento mental, prisioneros y prisioneras de sus pensamientos y emociones.

En ese momento sé que el único camino para ayudar es participar a mis clientes de un nuevo abanico de opciones, que al momento no les es perceptible y que ellas mismas ignoran que existen. Una vez tuve una vecina de unos sesenta y cinco años. Era una persona muy negativa, rara vez sonreía y parecía gemir por casi todo. Se llamaba Nancy.

Cuando me mudé a esa área en particular de la ciudad, traté de hacerme amigo de las personas que vivían cerca de mí. Fué cuando conocí a mi vecina Nancy en una reunión de vecinos a la cual fuí invitado. Las demás personas ya la conocían pero yo no.


Ella siempre repetía lo enferma que se sentía y cómo su problema de salud le estaba jugando un mal momento a su espalda. Debo reconocer que salí de la reunión sintiendo en ese momento bastante pena por Nancy.

Alrededor de dos semanas después me topé con Nancy nuevamente. Le pregunté de una manera muy positiva y optimista, cómo estaba. Desearía no haberme molestado ya que tuve que escuchar todos sus problemas y lo ingrata que la vida había sido con ella. En su lamento no tenía nada feliz que decir. Durante los siguientes años de vida de Nancy, mientras fuimos vecinos, hice todo lo posible para evitarla.

Las personas como Nancy podrían optar por manifestar un cambio de actitud y descubrirían que con una mirada mas positiva, sus dolencias desaparecerían. Pero no es tan sencillo. Tiempo despúes comencé a dedicarme profesionalmente al coaching y pude ayudar a personas como Nancy a cambiar, a resolver sus problemas percibiendo como ganaban calidad de vida disfrutando de un presente mas pleno y satisfactorio.

Hoy en plena pandemia, en una cuarentena generalizada a nivel mundial y con tantas situaciones complejas, me atrevo a decir, que encontrar paz en medio de la tormenta es imprescindible. Sé que es mas fácil decirlo que hacerlo. Pero me complace tener la profesión que tengo, ya que aún, en un estado de reclusión, puedo ayudar a personas de diferentes lugares del mundo sin importar la distancia.


A diferencia de mi experiencia con Nancy, entro casi literalmente a sus casas, los acompaño, los guío en una relación de amistad hacia una salida, sea cual sea la situación compleja en la que se encuentren. Los ayudo a encontrar el verdadero sentido a su existencia y a co-diseñar un camino para transitar.

No existe enfermedad, dolencia o padecimiento que no pueda ser vencido por una mente sana y en equilibrio. Y es allí donde radica el arte de mi trabajo. Por eso quiero alentarte hoy por mas difícil que parezca tu situación, a que levantes la cabeza, mires hacia adelante, sientas el sol en tu cara y que te digas, "tengo el control", "sí puedo" y "lo voy a lograr".


No importan las circunstancias, el poder radica en ti. Cree, y tu mente y cuerpo sanarán. Ahora amigo, amiga. Yo no puedo decirte en que creer o que cambiar. Lo que yo hago con mis clientes y amigos, es facilitarles el "cómo cambiar". Y allí se hace la magia.


Solamente, levántate y anda. El camino es tu diseño y el resultado tu creación.

Pablo Perdomo

MCPNL

11 vistas