El secreto para hacer cambios duraderos
Buscar

El secreto para hacer cambios duraderos

Actualizado: abr 9

¿Crees que te cuesta mucho cambiar y piensas que no puedes? Muchos de nosotros ya sabemos que necesitamos mejorar nuestro estado de bienestar para prolongar nuestras vidas a medida que envejecemos.


Los cambios son tradicionalmente difíciles, pero la buena noticia es que nunca es demasiado tarde para hacer cambios orientados a mejorar.


El primer paso es comprender qué es importante para ti y luego determinar las opciones y decisiones que te impulsarán a dónde quisieras estar.


Tal vez quieras comenzar una nueva carrera, perder peso, dejar de fumar o comenzar a hacer ejercicio. Cualquiera que sea el cambio, asegúrate de entender por qué quieres hacer el cambio.


Evita la depresión

Tómate un tiempo para pensar en un momento de tu vida en el que hiciste un cambio exitoso o desarrollaste un nuevo hábito.


¿Cuál fue tu motivación para el cambio?


¿Cuál fue tu actitud en ese momento?


¿Qué obstáculos o barreras tuviste que superar?


Tu nivel de preparación para el cambio determinará qué tan exitosa, exitoso eres y cuánto tiempo te tomará.


Una vez que tomes la decisión de cambiar, debes practicar ese nuevo comportamiento un día a la vez hasta que se convierta en un hábito, y te impulse a un cambio duradero.


¿Qué permite a algunas personas cambiar, mientras que a otras no?


De acuerdo con el Dr. James Prochaska, desarrollador del "Modelo de Etapas de Cambio", las personas recorren un conjunto de etapas muy distintas al hacer cambios en sus vidas, desde no estar interesadas en hacer ningún cambio, hasta mantener un cambio después de que ya se ha hecho.


Este es el verdadero desafío para todos, porque la resistencia es siempre la respuesta inicial para hacer un cambio.


A veces las personas no ven el lado positivo del cambio hasta que las evidencias se lo muestran.


El cambio es una elección. Es algo que decidimos hacer. Lo mismo ocurre con el bienestar: es una opción, y una vez que hayas decidido cambiar, te sentirás mejor.


Miedo al cambio

Abrazar el concepto de cambio es una gran cosa, porque curiosamente, muchas personas piensan que no tienen una opción cuando se trata de cambiar.


¿Por qué?


Para algunos es el miedo, la culpa, falta de amor, el dolor, la administración del tiempo o incluso una situación perjudicial momentanea.


Lo que motiva a una persona puede no ser lo mismo que hace que otra persona actúe.


Cada persona reacciona de manera diferente a los cambios sean voluntarios u obligatorios.


Para comenzar a hacer un cambio, necesitas abandonar ciertas suposiciones, prejucios o formas de hacer las cosas, para dar espacio a nuevas ideas.


Trabaja en esto un día a la vez hasta que te sientas cómoda/cómodo.


Por ejemplo al trabajar con una persona sedentaria, una persona que necesita por cuestión de salud aumentar su nivel de actividad (personas que aparentemente no tienen mucho tiempo para hacer ejercicio) surgen ciertamente en el proceso aparentes incongruencias.


Una objecion común es: "No puedo tomar una hora o 30 minutos para caminar".


Allí le sugiero que cambie la palabra "NO PUEDO" por "NO QUIERO", y zas, se da la magia, rompe la estructura del NO PUEDO y cambia todo el sentido.


¿Entonces al final que hace mas fuerza en la vida de esa persona?


¿Su motivación al cambio o su paradigma?


Si es el cambio le sugiero un tiempo mínimo de rutina para comenzar con varios intervalos de dos minutos que equivaldrían a 30 minutos durante todo el día.


Si lo acompaña con disciplina y motivación, generará un nuevo hábito.


Si crees que quieres cambiar algo en tu vida y te está costando llevarlo a cabo puedes acceder a mis Sesiones Online AQUÍ para más información o dejarme un comentario.


Pablo Perdomo

MCPNL


209 vistas